ALCALDE DE JARABA. Joaquín Barriga: “No se puede exigir democracia si no se les enseña a los ciudadanos “

1120031_1

El alcalde de Jaraba, Joaquín Barriga, en un momento de la entrevista –

 

LARA VIDAL
19/06/2016

Esta noticia pertenece a la edición en papel de El Periódico de Aragón.

 
–¿Cuál es el objetivo del I Congreso de Educación en Democracia Activa que se celebrará en julio en Jaraba?

–Es la primera vez en España que tiene lugar un congreso de educación dentro del marco de la democracia activa. Asistirán alrededor de 150 concejales de todo el país, 50 técnicos que trabajan en concejalías de Educación, Cultura o Participación Ciudadana y una treintena de niños que han sido elegidos democráticamente por sus compañeros. El evento pretende ser un lugar de encuentro y debate con el fin de impulsar una conciencia social que consolide la participación democrática y la educación como valores intrínsecos de una sociedad.

–¿Cómo surge esta idea?

–El congreso tiene un predecesor: el pleno infantil que se lleva celebrando doce años en Zaragoza y del cual soy responsable. Cada curso, los alumnos de cinco colegios previamente seleccionados forman sus propios partidos políticos y llevan a cabo unas elecciones donde eligen a sus representantes. Nuestra idea es que estos niños, que aún no tienen 18 años, entiendan la legislación actual para que cuando estén en edad legal para votar sean personas críticas y formadas. Se les explica la Ley d’Hondt, una cuestión que muchos adultos no entienden y que, particularmente, algunos partidos políticos no están interesados en modificar.

–¿Quién está detrás de este proyecto?

–El congreso está saliendo adelante sin ningún tipo de subvención. No hay apoyo institucional y se está consiguiendo atraer a los ponentes a importe cero porque el motor que mueve y convence es la ilusión. De colofón organizamos una comida popular porque quiero que congresistas y jarabeños convivan e intercambien ideas y experiencias.

–¿Por qué en Jaraba?

–Mi intención es colocar Jaraba otra vez en el mapa. Durante la historia, gente notoria como las infantas, Ramón y Cajal o Carlos de Haes, entre otros, han disfrutado de nuestros balnearios. Desde la alcaldía estamos haciendo un lavado de cara a la imagen del municipio en base a dos conceptos: por un lado Turismo y Salud, y por otro, Educación y Democracia Participativa. Pretendemos convertirnos en un referente para otros municipios. El secretario me decía el otro día: “Tú no quieres volver a poner a Jaraba en el mapa, tú lo que quieres es ponerla en la historia”. Queda pretencioso pero es así, somos responsables de escribir nuestra propia historia.

–¿Cómo definiría la relación entre democracia y educación?

–La democracia es como un taburete que se apoya en tres patas. La primera es la educación. Mi prioridad siempre ha sido la atención a los niños y jóvenes. Son lo más importante para el presente y el futuro de un pueblo. No se puede exigir democracia si no se les enseña a los ciudadanos. Las campañas electorales no se hacen de una manera pedagógica, a los adultos de hoy en día no nos han educado en estos temas. La segunda pata es la participación. Democracia no es ir a votar cada cuatro años, es no dejar de participar como ciudadanos en el proceso político. La tercera pata se compone de la transparencia y la coherencia. ¿Sabe por qué tres patas? Porque un taburete así nunca cojea.

–¿Cómo ha aplicado el binomio democracia-educación?

–Hemos sustituido la concejalía de Juventud, presente en la mayoría de ayuntamientos, por la de Educación y Democracia Activa. Desde ahí queremos fomentar una juventud formada para que el día de mañana puedan presentarse como candidatos o puedan votar con conocimiento de causa. Y que el pueblo pueda estar gestionado por concejales jóvenes, críticos y bien formados.

–¿Cree que los partidos políticos tienen un poco olvidados a los niños?

–Se interesan lo justo. Lo que no se ha dado aún es el paso hacia la participación democrática.

–¿Qué tipo de medidas ha implantado en Jaraba?

–Estoy planteando una nueva política y no llevo coleta. En mis 46 años como funcionario del Ayuntamiento de Zaragoza he pasado por gobiernos de todos los colores. Sé lo que ha costado llegar hasta aquí. En Jaraba, por ejemplo, vamos a crear una plaza que no es de policía local, sino de educador cívico. Una figura cuya función será advertir de posibles infracciones. El ciudadano va a tener una percepción más amable.

— ¿Cómo ha afrontado este primer año de legislatura?

— Prefiero evitar la firma de decretos, lo que hago son bandos municipales como Tierno Galván. La gente los lee y, bueno, luego hace el caso que quiere. Sigue habiendo excrementos de perro en las calles.